lunes, 4 de enero de 2016

Taladro con percusión

Qué es un taladro percutor

Al igual que los taladros eléctricos convencionales el taladro percutor permite hacer agujeros sobre un amplia diversidad de materiales. La única diferencia es que admite la posibilidad de seleccionar un movimiento de percusión que acompaña al de rotación de la broca.
Esta combinación de movimientos facilita enormemente la penetración en materiales de gran dureza como la piedra y el hormigón. Se utilizan sobre todo en tareas de albañilería y mampostería. Son normalmente más caros y ocupan más sitio que un taladro convencional.

Cómo funciona

En realidad esta percusión o martilleo consiste en un corto y rápido impulso que pulveriza parte del material. Esto nos permite realizar la tarea con mayor rapidez y menos esfuerzo. Los taladros percurtores actuales permiten seleccionar cualquiera de los dos movimientos (martilleo y giro) por separado o combinadamente.
El taladro percutor realiza la función de martillo por la acción de un resorte en la parte anterior del portabrocas. El movimiento es de corto recorrido pero muy rápido. En realidad se ejecuta miles de veces por minuto en intervalos regulares de tiempo. Aunque cada uno de estos impactos por sí mismo tiene poca fuerza la repetición de tantas veces por minuto lo hacen capaz de perforar la piedra o el granito pulverizándolo, extrayendo el polvo resultante por los labios de la broca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada