lunes, 4 de enero de 2016

Brocas para taladros

Qué es una broca. Aplicaciones

La broca es una pieza metálica que acoplada a una herramienta o taladro permite perforar distintos materiales. Este orificio se realiza mediante un movimiento rotatorio y otro de avance de la broca. Existen una gran diversidad de brocas para distintos tipos de materiales y usos. También existen brocas más específicas que permiten realizar orificios no cilíndricos.
Las brocas se utilizan ampliamente en los distintos sectores industriales y también en taladros a nivel doméstico para las actividades de bricolaje. Se fabrican con medidas y tamaños estandarizados.

Calidad de una Broca

La calidad de una broca viene dada por el material con el que ha sido elaborada y  su geometría. La calidad de la broca puede ser decisiva en su duración y en la precisión de la herramienta durante el proceso de taladro.

Tipos de Broca

Existe una amplia variedad de tipos de broca con sus variaciones respectivas. El material y el diseño de la broca vienen determinados por la función que desempeña y el tipo de material a perforar. Algunas brocas sólo deben utilizarse para un tipo de materiales mientras que otros pueden usarse en una amplia variedad de ellos. Si utilizamos la broca apropiada para cada material obtendremos unos trabajos de mayor calidad y precisión, así como una vida útil más larga de la broca. Como regla general una broca de metal puede utilizarse para taladrar madera o pared. Sin embargo una broca específica para pared o madera no debe ser utilizada para perforar metal.

Brocas Helicoidales

Es el tipo de broca de uso común que se comercializa a gran escala actualmente. Se compone de un elemento cortante en la punta  y de un eje cilíndrico con labios dispuestos en forma de hélice. Esta hélice tiene la finalidad de extraer las virutas del agujero durante el proceso de avance de la broca. Suelen tener un diámetro de 0,050 milímetros hasta 90 milímetros y pueden llegar a tener una longitud de 60 centímetros.
Los fabricantes producen distintos tipos de brocas helicoidales en función del material que vaya ser penetrado y el tipo de taladro al que deba ajustarse la broca.  Las más corrientes tienen un ángulo de punta de 118 grados y pueden ser utilizadas para madera, metal, plástico y otros muchos materiales. Sin embargo el rendimiento y calidad de una broca es mejor si utilizamos el ángulo apropiado para cada material. Si el ángulo es menor por ejemplo 90 grados,  la broca se comporta de forma eficiente sobre materiales blandos como la madera o el plástico pero se desgasta rápidamente al trabajar otros materiales de mayor dureza.  Un ángulo mucho mayor, por ejemplo de 150 grados es más adecuado para perforar metales muy duros como por ejemplo el acero inoxidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada